Parque Nacional Río Abiseo y Gran Pajatén: áreas protegidas en San Martín

areas protegidas de san martin

Parque Nacional Río Abiseo – Gran Pajatén

Ubicación: Se encuentra en el Departamento de San Martín, específicamente en la provincia de Mariscal Cáceres.

Área: Tiene una extensión de 274,520 hectáreas.

Creación: Fue establecido en el año 1983.

El Parque Nacional Río Abiseo ocupa una posición geográfica en la ladera amazónica de la cordillera Oriental de los Andes, al oeste de Huicungo, una localidad en el departamento de San Martín. Su principal objetivo es la protección de los bosques nublados de la ceja de selva y selva alta, que representan una muestra significativa de la biodiversidad y zonas de endemismo.

Además, este parque busca salvaguardar las especies de plantas y animales, así como su hábitat natural, especialmente aquellos que se encuentran en peligro o en riesgo de extinción. También tiene como propósito mantener el equilibrio ecológico de los bosques nublados para garantizar la estabilidad de las cuencas de los ríos Abiseo, Túmac y Montecristo.

Este lugar es un sitio ideal para apoyar y promover la investigación de nuestros recursos naturales y culturales. En su interior se encuentran recursos culturales y maravillas paisajísticas, destacando el complejo arqueológico del Gran Pajatén y Los Pinchudos.

Este parque ha sido reconocido como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la UNESCO.

El Gran Pajatén: Se trata de un sitio arqueológico preincaico atribuido a la cultura Chachapoyas (1200 – 1500 d.C.), que fue descubierto en 1963 por Carlos Torrealba. Esta ciudadela se encuentra en una meseta rodeada de empinadas laderas en la margen derecha del río Montecristo, a una altitud de 2,850 m.s.n.m. Presenta estructuras circulares en diferentes niveles, plataformas empedradas, monolitos y hermosos lienzos pétreos construidos en laja de pizarra. La arquitectura se destaca por sus escalinatas de laja y decoraciones en relieve con motivos geométricos. El Gran Pajatén es único en su estilo y no se asemeja a otras expresiones culturales en el Perú. A simple vista, el lugar está cubierto por una densa vegetación.

El acceso más directo al parque es a través de Trujillo, con un vuelo de 30 minutos hasta la localidad de Chagual, y desde allí se recorren 40 km en auto (2 horas) hasta Pataz. Luego, se continúa por un camino de herradura de 15 km (30 minutos en auto y 2 horas y media a pie o en acémila) hasta Chigualen. Después de esto, se deben recorrer 35 km a pie o en acémila (9 horas) hasta llegar a Puerta del Monte. Desde este punto, se camina durante 3 horas hasta llegar a La Playa, y desde allí se camina durante 2 horas más para finalmente acceder al Campamento Macedonio. Desde este campamento, se debe caminar durante 2 horas adicionales para llegar al sitio arqueológico del Gran Pajatén. El acceso al Gran Pajatén solo es posible a través de expediciones previamente autorizadas, no existiendo aún un acceso turístico.

A 20 minutos a pie desde el Campamento Macedonio se encuentra el Santuario Funerario Los Pinchudos (2800 m.s.n.m.), que destaca por estar construido en una gran roca y por sus coloridos frisos y tallas antropomorfas de madera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio