Devolución de garantía de alquiler en Perú: requisitos, procedimiento y plazos

devolucion de garantia de alquiler peru

Una de las dudas que surge al momento de alquilar una vivienda es ¿qué significa el mes de garantía en un contrato de alquiler? Aquí descubrirás su significado para que lo tengas en cuenta en 2022.

¿En qué consiste el mes de garantía en un contrato de alquiler? Al alquilar una propiedad, una de las obligaciones es pagar una cantidad de dinero como garantía, según lo establecido en el Decreto Legislativo N° 1177, que establece las obligaciones de las partes en un contrato de alquiler residencial. De esta manera, se evita la presencia de inquilinos morosos en una casa.

RENUEVA TU HOGAR Y RECUPERA TU INVERSIÓN EN UN CONTRATO DE ALQUILER

Esta garantía, que debe ser pagada por el inquilino al momento de firmar el contrato, debe ser acordada entre ambas partes y generalmente corresponde a dos meses de alquiler. Además, debe ser abonada al propietario o arrendador junto con el primer mes de alquiler y otros conceptos acordados, en caso de que los haya.

¿Cuál es el propósito del mes de garantía en un contrato de alquiler?

El mes de garantía está destinado a ser un fondo que permita al arrendador cubrir los posibles daños que el arrendatario pueda causar durante su tiempo como inquilino. Una vez que finaliza el contrato y si la propiedad se encuentra en las mismas condiciones en las que fue entregada, el arrendador está obligado a devolver la suma de la garantía.

Por el contrario, si la propiedad presenta algún daño que no puede atribuirse al uso normal de la vivienda, el mes de garantía se utilizará para cubrir los gastos de reparación de dichos daños. También se puede utilizar el depósito de garantía para cubrir pagos de alquiler pendientes o para pagar servicios públicos no cancelados por el inquilino.

¿CÓMO PUEDO OBTENER EL NÚMERO DE REGISTRO DE MI PROPIEDAD?

¿Qué daños pueden atribuirse?

Se pueden atribuir aquellos daños relacionados con el uso inadecuado de la vivienda y sus componentes. Algunos ejemplos comunes de daños que se presentan en propiedades alquiladas son:

  • Daños en los cristales de las ventanas.
  • Paredes en condiciones deficientes, con agujeros.
  • Roturas en las puertas y daños en las cerraduras.
  • Pisos levantados, ya sea de madera o baldosas.
  • Piezas sanitarias rotas.
  • Basura y objetos dañados dejados por el inquilino que impliquen un gasto para el arrendador al deshacerse de ellos.

Si el arrendatario devuelve el espacio en condiciones similares a como lo recibió y el propietario se niega a devolver el monto del mes de garantía en un contrato de alquiler, el inquilino tiene derecho a iniciar un proceso judicial contra el propietario.

En Rebaja Tus Cuentas te ofrecemos el mejor préstamo con garantía hipotecaria. Con plazos de pago de hasta 120 meses y una baja tasa de interés, ¡independientemente de tu historial en Infocorp! Más información, aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio