Solución para línea de pixeles muertos en pantalla: cómo reparar y solucionar el problema

linea de pixeles muertos

A la hora tanto de observar algo en una pantalla como de empezar a jugar en ella, no hay nada más incómodo que descubrir que tenemos uno o más píxeles defectuosos, especialmente cuando el contenido es vibrante en color o tiene tonos claros que resaltan la zona afectada. De hecho, incluso si solo hay uno o dos píxeles defectuosos en una esquina de la pantalla, una vez que los detectamos no podemos evitar centrar nuestra atención en ellos.

Cada píxel de una pantalla LCD se compone de tres subpíxeles: uno rojo, uno verde y uno azul. Un píxel defectuoso es aquel que permanece apagado cuando la pantalla se enciende, mientras que uno atascado es cuando uno de los tres subpíxeles no cambia de color, lo que puede hacer que la zona afectada parezca más clara u oscura que el resto de la pantalla.

Antes de decidir si es necesario llevar el monitor a reparar o comprar uno nuevo, podemos intentar solucionar el problema por nuestra cuenta. Y no nos referimos a desmontar físicamente la pantalla, sino a probar si con estos dos programas podemos revivir los píxeles defectuosos y ahorrar dinero, que sería mejor invertir en una tarjeta gráfica nueva o en un disco duro SSD.

PixelHealer es un programa gratuito para Windows que está especialmente diseñado para reparar píxeles defectuosos y atascados, y su funcionamiento es muy sencillo y directo. Una vez que lo ejecutamos, el programa crea una pequeña ventana de color con el botón «Start Flashing» (Comenzar Parpadeo). Solo tenemos que cubrir la zona con el problema de píxeles defectuosos o atascados con esa ventana y hacer clic en el botón para que el programa empiece a trabajar en esa área de la pantalla en un intento por revivir los píxeles afectados.

En poco tiempo, veremos cómo esa pequeña pantalla parpadea con colores de manera rápida, utilizando un método similar a un desfibrilador, que busca reactivar el píxel con ese bombardeo de colores. La operación dura aproximadamente media hora, pero se recomienda repetirla varias veces para aumentar su efectividad. Sin embargo, dado que se trata de un parpadeo continuo de colores intensos, hay que tener precaución si uno es epiléptico o si hay alguien cercano que lo sea, ya que podría afectarles. Este método es más eficaz en los píxeles atascados que en los píxeles defectuosos.

El segundo método que queremos presentar es muy similar al de PixelHealer, pero con la ventaja adicional de que JScreenFix es una herramienta en línea que no requiere descarga, lo que nos permite utilizarla en más dispositivos, como teléfonos móviles y tabletas, e incluso es ideal para productos Apple como el iPhone, el iPad o un MacBook. Según sus creadores, la efectividad de este software es superior al 60%, y afirman que la mayoría de los píxeles atascados se reparan en menos de diez minutos.

Al igual que antes, en JScreenFix tenemos una pequeña ventana que debemos colocar sobre la zona afectada y dejar que actúe durante aproximadamente media hora. El proceso de bombardeo flash de colores es el mismo, y si no funciona en el primer intento, se recomienda utilizarlo varias veces sin rendirse. JScreenFix utiliza tanto HTML5 como JavaScript, y es compatible con pantallas LCD y OLED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio