Lineas de Nazca: Historia, turismo y todo lo que necesitas saber para visitarlas

lineas de nazca turismo

En el sur de Perú, en el desierto de Nazca, se encuentran las Líneas de Nazca, una extensa colección de geoglifos y figuras geométricas talladas en la superficie del desierto.

La fecha precisa de su creación es incierta. Algunos expertos calculan que fueron creadas entre el año 500 a.C. y 500 d.C., por la antigua Cultura Nazca, que habitó el desierto peruano desde el siglo I hasta el VII en lo que actualmente conocemos como el Departamento de Ica.

Aunque ninguna teoría ha sido confirmada, se cree ampliamente que estas figuras tenían un significado religioso para los Nazca. Incluso, se ha planteado la hipótesis de que formaban parte de un calendario astronómico o un centro ceremonial, debido a la complejidad y detalle de las cientos de figuras grabadas en el desierto.

Las Líneas de Nazca no son visibles desde tierra, por lo que no se les dio importancia hasta que la aviación comercial y militar comenzó a operar en Perú a principios del siglo pasado.

Hoy en día, estas misteriosas líneas en la tierra son una atracción turística muy popular y se pueden apreciar sobrevolando el cielo de Nazca en aviones privados o acercándose a la Torre del Mirador, una parada que se incluye en los pases de Peru Hop, ya que actualmente no hay vuelos directos a la ciudad de Nazca.

Historia de las Líneas de Nazca

Las primeras referencias que se conocen de las Líneas de Nazca provienen del cronista Pedro Cieza de León, quien las describió erróneamente como «marcadores de camino» en su libro Crónicas del Perú publicado en 1553.

Con el advenimiento de la aviación, se incrementaron los informes sobre estas extrañas líneas grabadas en el desierto. Tanto pilotos militares como civiles fueron testigos de las impresionantes figuras mientras sobrevolaban la zona.

Estos informes despertaron el interés de los exploradores y en 1927, el arqueólogo peruano Toribio Mejía Xesspe se encontró con las líneas de Nazca mientras caminaba por el desierto. Esto llevó a Mejía Xesspe a estudiar las líneas durante varios años y finalmente presentó sus descubrimientos en una conferencia en Lima en 1939.

Por otro lado, el estudioso estadounidense Paul Kosok fue el primer erudito en investigar los geoglifos de Nazca. Dedicó su investigación a la teoría de que estas figuras inusuales se utilizaron como sistemas de riego por los Nazcas.

Sin embargo, las líneas no tienen la profundidad necesaria para ser consideradas parte de un sistema de irrigación. Kosok también observó que algunas de las figuras tenían formas de animales cuando se veían desde el aire.

Este descubrimiento desencadenó una investigación exhaustiva sobre el propósito detrás de estas fascinantes figuras talladas en la tierra, lo que dio lugar a numerosas teorías, incluida la más extravagante de que estos antiguos geoglifos son el resultado de una intervención extraterrestre.

Es importante destacar que los geoglifos son representaciones construidas sobre la superficie terrestre y pueden encontrarse en laderas, colinas o llanuras. Existen dos técnicas para la construcción de geoglifos:

  1. Agregando piedras de un tono diferente al de la tierra para crear contraste y así poder visualizar la figura desde arriba.
  2. Removiendo la capa superior de la tierra, generalmente más oscura que las capas inferiores debido a la oxidación, y formando una figura visible gracias al tono más claro del suelo. Así se crearon las Líneas de Nazca.

La Dama de las Líneas

En 1940, la científica alemana María Reiche comenzó a trabajar como asistente de Kosok, y cuando él dejó Perú, ella se hizo cargo de las líneas. Su labor consistía en protegerlas de intrusos, garantizar que fueran consideradas asunto de interés nacional e incluso limpiar diariamente sus surcos para poder apreciarlas mejor desde el aire.

Dato curioso: Reiche gastó muchas escobas haciendo que las líneas fueran visibles, lo que le valió la reputación de bruja entre los habitantes de Nazca.

En 1994, las Líneas de Nazca y las Pampas de Jumana fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En la Carretera Panamericana que atraviesa el desierto peruano, hay un punto con una Torre del Mirador desde donde se pueden observar tres de las trece figuras más emblemáticas.

La construcción de esta torre de observación fue el resultado de los esfuerzos de concientización de María Reiche, quien también fue conocida como «La Dama de las Líneas».

Distintas teorías acerca de las líneas de Nazca

Una explicación ampliamente aceptada acerca del significado de las Líneas de Nazca es que estas tienen relación con los astros y su movimiento en el cielo en días clave como los solsticios. Algunos estudiosos incluso sugieren que ciertas líneas apuntan hacia constelaciones.

Esta teoría respalda la idea de que estas líneas formaban un tipo de calendario astronómico que marcaba las fechas importantes del año para la civilización Nazca.

Por otro lado, el profesor Kosak, por ejemplo, investigó si las líneas podrían haber sido utilizadas como un sistema de irrigación, mientras que otros arqueólogos teorizaron que su significado está relacionado con prácticas mágico-religiosas, como una forma de agradecimiento a las deidades por la lluvia proveniente de las montañas.

Existen también teorías aún más misteriosas sobre las Líneas de Nazca que solo aumentan el aire de intriga que envuelve su historia. Incluso hay quienes especulan que se utilizaron globos de aire para elevarse y supervisar el progreso de los dibujos. Esto suena bastante descabellado considerando la época en que fueron creadas estas líneas.

¿Cómo llegar a Nazca?

La ciudad de Nazca se encuentra en el desierto de Ica, a aproximadamente 7 u 8 horas por carretera desde Lima. Desafortunadamente, no existen vuelos o trenes que lleguen directamente a Nazca. Por lo tanto, la única forma de llegar es en autobús.

Para aquellos viajeros que deseen llegar a Nazca, ofrecemos nuestro servicio de hop-on / hop-off que te permite recorrer el sur de Perú a tu propio ritmo, haciendo las paradas que necesites y descubriendo los tesoros ocultos de la ruta, así como quedarte en cada ciudad el tiempo que desees.

Echa un vistazo a nuestra página de pases y elige aquel que se adapte a tus necesidades.

¿Dónde alojarse en Nazca?

Debido a su condición de destacado destino turístico en Perú, hay numerosas opciones de alojamiento disponibles para los viajeros que deseen visitar las Líneas de Nazca. Estas opciones van desde modestos hostales para mochileros hasta hoteles de lujo, cubriendo todas las alternativas intermedias.

Al viajar con nosotros, podrás acceder a descuentos especiales en hostales y hoteles como parte de nuestra comunidad de hopsters. Si deseas obtener información adicional sobre Nazca, te recomendamos consultar la guía completa que hemos preparado sobre la ciudad.

¿Cómo admirar las Líneas de Nazca?

La manera más popular de contemplarlas es desde el aire. El sobrevuelo de las Líneas de Nazca es un tour que ha ganado gran popularidad entre los turistas, y los servicios de vuelo se han expandido por toda la zona de Nazca. Esto significa que los visitantes tienen la oportunidad de apreciar los geoglifos en todo su esplendor desde el cielo.

Estos vuelos tienen una duración aproximada de 30 minutos y se realizan en avionetas pequeñas, con personal calificado y bilingüe para brindar la mejor experiencia posible.

Los operadores turísticos suelen ofrecer sobrevuelos a las Líneas de Nazca tanto en la mañana como en la tarde, utilizando aviones de diferentes tamaños según el tamaño del grupo, para garantizar que todos puedan disfrutar juntos del impresionante espectáculo visual.

Si no te sientes cómodo volando, si no te gusta volar o si tu presupuesto es limitado, no debes preocuparte. Aún puedes observar las Líneas de Nazca desde la Torre del Mirador por un módico precio que incluye la entrada y el transporte. Además, si viajas con Peru Hop, este tour está incluido en tu pase, lo que significa que puedes disfrutar de las Líneas de Nazca de forma gratuita.

Aunque la vista desde la Torre del Mirador no es tan espectacular como la que se tiene desde el avión, sigue siendo una experiencia fantástica que te permite acercarte a los geoglifos de Nazca.

Si deseas obtener información sobre los tours y vuelos a las Líneas de Nazca, te invitamos a consultar los tours que se encuentran en la lista a continuación o visitar nuestra página de información sobre los vuelos a las Líneas de Nazca.

¿A qué estás esperando?

Los petroglifos que abarcan más de 300 metros cuadrados en el desierto de Nazca son visitados por numerosos viajeros en Perú. ¿A qué estás esperando? Ya sea en avión o desde la Torre del Mirador, las fascinantes figuras de Nazca te están aguardando.

Adquiere tus boletos de Peru Hop y juntos exploremos los misterios de las Líneas de Nazca. No olvides consultar la guía de la ciudad para obtener más información sobre alojamientos y consejos de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio