Aprende a responder «¿Qué tal?» de manera empática y positiva: opciones que te harán brillar

que responder a un que tal

En algún momento de nuestras vidas, nos hemos planteado la pregunta: «¿Qué responder cuando te preguntan cómo estás?» Es común encontrarse con alguien en la calle y no poder evitar hacer o recibir siempre la misma pregunta: «¿Cómo estás?» Sin embargo, las respuestas pueden ser variadas y en ocasiones sorprendentes.

Al parecer, esta expresión es solo una forma común de iniciar una breve comunicación con alguien, ya sea un desconocido en un ascensor o un compañero de asiento en un vuelo. Pero, ¿qué sucede cuando la persona en cuestión es alguien que conoces pero no has visto por mucho tiempo? La temida pregunta de cómo estás o cómo va tu vida en general puede dejarte sin palabras.

No te preocupes más. En este artículo, compartiré las mejores formas de responder cuando te preguntan «¿Cómo estás?» y algunos consejos infalibles para evitar el incómodo silencio y así tener conversaciones divertidas e interesantes. ¡Toma nota y supera ese bloqueo social!

1. «Absolutamente bien»

Esta es una forma simple pero muy efectiva de darle vida a una respuesta tan monótona como «Estoy bien». Simplemente, agrega un poco de energía positiva a tu respuesta cuando alguien te pregunte «¿Cómo estás?» De esta manera, establecerás el tono para cualquier conversación con alguien.

Y es que, cuando se trata de saber qué responder cuando te dicen «¿Qué tal?», debes saber que el entusiasmo en una respuesta siempre hará que resaltes como persona.

2. «Mejor que bien»

Cuando respondes que estás «Mejor que bien», en pocas palabras estás diciendo que las cosas van bien y que te esfuerzas por mejorar cada día más.

Además, esta respuesta muestra a las personas que tienes una perspectiva positiva y que estás listo para aprovechar cualquier oportunidad que se te presente. Así que esta es una excelente respuesta para un «¿Qué tal?»

3. «Ando de maravillas»

¿Qué ocurre si algo negativo está sucediendo en tu vida? ¿Qué debes decir? En primer lugar, es recomendable evitar adoptar un tono pesimista y mantener una mente abierta para buscar posibles soluciones que te permitan crecer a partir de los desafíos que enfrentas.

Una excelente forma de responder a la pregunta «¿Cómo estás?» en este caso sería expresar: «Recientemente he aprendido» y luego compartir tu historia. Este enfoque es muy poderoso, ya que cambia tu mentalidad de «¿Por qué me está pasando esto a mí?» a «Me pregunto qué puedo aprender de esto».

4. “Nunca he estado mejor”

Esta es otra opción infalible para responder cuando te preguntan «¿Cómo estás?». Al contestar «Nunca he estado mejor», despiertas la curiosidad de la otra persona y, como resultado, el interlocutor querrá saber más.

5. “Estoy feliz y agradecido”

Lo mejor de esta respuesta en particular es que les permite a las personas saber que te encuentras contento y agradecido. Así que, la próxima vez que alguien te salude con un «¿Cómo estás?», utiliza esta respuesta y observa la reacción que provoca.

En realidad, esta respuesta también es útil cuando no sabes qué responder en situaciones como «¿Cómo estás?» en WhatsApp u otros canales digitales.

6. “Nunca me sentí mejor”

Esta es una respuesta adecuada cuando has superado algunos problemas y no sabes cómo responder cuando te preguntan «¿Qué tal?». De esta manera, generas curiosidad y deseos de conocer más al respecto, al tiempo que mantienes una conversación fluida.

7. “Fantástico”

De la misma manera que cualquier otra forma de responder a la pregunta «¿Cómo estás?», esta respuesta también sorprende a la gente. Simplemente los detiene en seco y automáticamente hace que se pregunten: «¿Por qué esta persona está tan feliz?».

Indudablemente, las respuestas anteriores sobre qué responder cuando te preguntan «¿Qué tal?» abren la puerta a un momento de conexión más profundo y te serán útiles en diversas situaciones.

Identifica los tipos de oyentes para saber cómo responder a «¿Qué tal?»

Para comprender mejor el comportamiento coloquial y saber qué puedes responder cuando te preguntan «¿Qué tal?», ten en cuenta que para ciertas culturas, como la alemana, esta pregunta puede ser de gran importancia y revelar aspectos de tu personalidad, según cómo respondas.

En el caso de la cultura española o americana, ciertamente se utiliza la expresión «¿Cómo estás?», «¿Y tú qué tal?» o «¿Qué tal estás?» para iniciar conversaciones informales. Sin embargo, en el ámbito laboral y en el mundo de los negocios, debes asegurarte de que pueda ser interpretada como una pregunta engañosa.

Por lo tanto, uno de los primeros aspectos que debes analizar para saber cómo responder cuando te preguntan «¿Qué tal?» son las diferencias entre dos grandes grupos de oyentes: los que responden como víctimas y los que te escuchan atentamente.

1. Víctimas

Los primeros son aquellos que, al escuchar la pregunta, solo están pensando en qué contestar sin prestar atención a lo que su interlocutor está diciendo. Muchas veces, estas personas también buscan relatar un escenario aún más grave y dramático que el del oyente. Básicamente, compiten por mostrarse en una situación terrible en comparación con la de su compañero de conversación.

Generalmente, van a responder a tu saludo de «¿Qué tal?» con una serie de problemas. La característica principal de este grupo de personas, cuando no tienen una idea clara de qué responder, es que se colocan en el papel de víctimas, donde sus problemas son más graves que los de los demás.

Y debido a esto, sin quererlo, contaminan a la persona que los escucha y muchas veces tienen dificultades en sus relaciones debido a la incapacidad de mantener conversaciones más saludables.

2. Personas empáticas

En cuanto a las personas que escuchan atentamente, son más comprensivas e intentan entender tu situación, creando así un ambiente positivo. Si te resulta difícil saber qué responder cuando te preguntan: «¿Qué tal?», no te preocupes, ya que no te sentirás juzgado o avergonzado por responder con sinceridad frente a este grupo de oyentes.

El segundo grupo de oyentes se distingue por su atención dedicada. Este grupo se compromete más con lo que su interlocutor está contando y tienen mejores ideas sobre cómo responder cuando te dicen: «¿Qué tal?». Se involucran activamente con los detalles de la narración y hacen preguntas al menos tanto como hablan de sí mismos, lo que hace que la conversación sea más equilibrada para ambos participantes.

Además, al poder conectar mejor con la otra persona, este grupo de oyentes encuentra más fácil hacer preguntas para mantener una conversación efectiva y hacer que el diálogo sea interesante. En relación a este último punto, Úrsula Franco, profesora del curso online de habilidades de comunicación interpersonal, menciona lo siguiente:

«La habilidad que más impacto tiene en nuestro éxito es cómo nos conectamos con otras personas para poder identificar lo que les motiva y comunicarnos de manera efectiva».

Otras preguntas para empatizar

Como se mencionó anteriormente, las personas que escuchan atentamente tienen habilidades blandas o soft skills más desarrolladas. Por lo tanto, al aprender qué responder cuando te dicen: «¿Qué tal?», debes tener en cuenta qué preguntas se hacen con mayor frecuencia para empatizar y conectar emocionalmente con el otro interlocutor. ¡Toma nota!

  • ¿Cómo está tu familia?
  • ¿Sigues en pareja?
  • ¿Cómo están tus hijos?
  • ¿Qué tal estás de salud?
  • ¿Cómo te va en el trabajo?
  • ¿Qué proyectos tienes en mente actualmente?
  • ¿Cuáles son tus planes para este año?
  • ¿A dónde planeas ir de vacaciones este año?

De esta manera, mostrarás más empatía al querer conocer con detalle algún aspecto específico de la vida de la otra persona, al mismo tiempo que demuestras interés genuino, donde seguramente se abrirán mejores canales de comunicación, ya sea que el encuentro sea casual o intencional.

Entonces, podemos decir que, en última instancia, no se trata tanto de la formulación exacta para saber qué responder a un «¿Qué tal?», sino más bien del verdadero interés que se esconde detrás de la pregunta. Si tienes un interés específico en un tema particular, es mejor preguntarlo directamente.

¿Cómo dar respuesta a un saludo en una entrevista?

Saber cómo responder a un saludo en una entrevista de trabajo es de gran importancia. Contar con las habilidades necesarias para ser un buen oyente y seleccionar la respuesta más adecuada puede hacer que te destaques entre otros candidatos.

Aunque no existe una fórmula exacta, hay detalles que te ayudarán a tomar la mejor decisión al elaborar tu respuesta. En cualquier ámbito, el alto nivel de competencia profesional hace que conseguir empleo sea cada vez más difícil. Una sola vacante puede atraer a cientos de aspirantes en cuestión de días.

Ante esta situación, los reclutadores utilizan una variedad de herramientas para seleccionar rápidamente al candidato ideal. Saber cómo responder en una entrevista de trabajo e incluso cómo responder a un saludo como «¿Cómo estás?» es fundamental y puede cambiar tu futuro.

Habilidades valoradas por los reclutadores

Si puedes mejorar tu habilidad para escuchar y tener en cuenta estas claves, tu entrevista será un éxito. Los expertos aseguran que las habilidades más valoradas por los reclutadores son:

  • El compromiso.
  • La capacidad de adaptación al cambio.
  • La comunicación.
  • El liderazgo.

Además de aprender cómo responder a un saludo, también es importante poder hablar de tus propias debilidades. Evita caer en descripciones típicas como «soy adicto al trabajo» o «soy muy obsesivo». Aunque puedan parecer cualidades favorables para el empleador, suenan poco creíbles y como si estuvieras adaptándote para obtener el puesto. Es mejor hablar de aspectos reales que sepas que puedes mejorar o convertir en oportunidades.

Por último, pero no menos importante, también es fundamental saber hacer las preguntas correctas. El empleador seguramente te pedirá que preguntes todo lo que desees saber y que aclares todas tus dudas antes de finalizar la entrevista. Por eso, saber cómo responder a un saludo como «¿Cómo estás?» también puede ser útil en estos casos.

En estos momentos, ser un buen oyente es una ventaja y muestra interés por el trabajo. Es importante poder hablar con libertad y sinceridad acerca de todos los aspectos relacionados con el puesto al que estás postulando.

En esta herramienta encontrarás tres plantillas de análisis FODA personal. ¡Descárgalas de forma gratuita!

Descubre los distintos tipos de empatía y aprende a responder a la pregunta «¿Qué tal?»

Como se mencionó previamente, la empatía juega un papel fundamental tanto en una entrevista de trabajo como en una conversación con un amigo o en un encuentro casual. La empatía es una habilidad clave de la inteligencia emocional que se manifiesta en cómo te comunicas y te relacionas con los demás.

Aunque pueda parecer sorprendente, saber cómo responder a un «¿Qué tal?» puede revelar tu nivel de empatía. Sin duda alguna, la empatía es uno de los conceptos más populares en la ciencia actual. La mayoría de las personas lo utilizan como una palabra más en su vocabulario para describir cómo otros (o ellas mismas) se involucran emocionalmente en sus relaciones. Y, por supuesto, esta habilidad es importante cuando no sabes cómo responder a la pregunta «¿Qué tal?».

Es innegable que sin empatía no habríamos alcanzado el grado de desarrollo social y de cooperación que hemos logrado hasta ahora. Podría decirse que a través de la empatía trascendemos los límites de nuestra propia piel y nos sumergimos en la experiencia del otro.

Adicionalmente, según el portal web Forbes Argentina, la empatía puede ser un poderoso antídoto y contribuir a experiencias positivas tanto para las personas como para los equipos.

Al momento de aprender las formas de cómo responder a un «¿Qué tal?», es importante tener en cuenta que existen diversos tipos de empatía que nos permiten establecer vínculos saludables con los demás.

1. Empatía cognitiva

La empatía cognitiva es el término utilizado para describir la primera etapa del proceso: identificar el estado mental de tu interlocutor. Esta identificación se basa en el contenido verbal, como testimonios o confesiones, así como en el contenido no verbal, como expresiones faciales. Tu cerebro activa estructuras profundas y primitivas para decodificar la información social y comprender lo que está pasando por la mente de la persona frente a ti.

Si deseas aprender cómo iniciar una conversación armoniosa y saber cómo responder cuando te preguntan «¿Qué tal?», es esencial que amplíes tus perspectivas y consideres los siguientes aspectos, que a primera vista pueden no parecer relevantes, pero lo son para comprender a la otra persona.

2. Empatía emocional

La empatía emocional implica, en primer lugar, tener la capacidad cognitiva para comprender la experiencia del otro. Una vez logrado esto, se avanza a un nivel más profundo de comprensión.

En general, esta forma de empatía nos permite ser sensibles a los sentimientos de los demás, lo cual es fundamental para responder adecuadamente a la pregunta «¿Qué tal?» o a lo que solicitan en el ámbito privado.

La palabra «simpatía» tiene su origen en el griego y podría traducirse como el acto de «sentirse igual que el otro». Implica preocuparse por la experiencia del otro, siendo capaces de identificarla y sentirla como si fuera propia, y a menudo se manifiesta a través de acciones de ayuda. En resumen, es un paso más allá en el proceso empático.

3. Ecpatía

Tal vez no hayas escuchado este término antes, pero créeme, es un concepto que puede ayudarte a encontrar formas de responder a la pregunta «¿Cómo estás?» y mantener buenas relaciones sociales con los demás. La ecpatía es, probablemente, la contribución científica más reciente al campo de la empatía y la compasión, aunque a menudo ha sido malinterpretada y no se ajusta a la realidad.

Con la ecpatía, las personas aprenden a reconocer qué emociones que experimentan en determinado momento no les pertenecen realmente, sino que provienen de fuentes externas que las han «transferido».

Como has leído hasta aquí, hay muchos factores que influyen en cómo responder a una pregunta aparentemente simple, como el humor, la personalidad, el grupo de personas a las que perteneces, la empatía, el tipo de encuentro o la intimidad que tengas con tu interlocutor.

Tal vez a partir de ahora, pienses más detenidamente cómo formular la pregunta para obtener la mejor respuesta, o simplemente saludar con un gesto o una frase sin signo de interrogación. Tener una respuesta en mente cuando te preguntan «¿Qué tal tu día?» puede ser un ejercicio útil en cualquier aspecto de tu vida.

Confiamos en que nuestros consejos te sean útiles para saber cómo responder a un interrogante como «¿Cómo estás?» o cualquier otra pregunta. Mediante bastante práctica (preferiblemente frente al espejo), lograrás generar confianza en la otra persona y mantener una conversación fluida y natural. Recuerda que cuando se trata de saber qué decir al escuchar «¿Qué tal?», es importante hacerlo de manera que genere nuevas oportunidades, pensamientos e ideas.

No obstante, si deseas mejorar tus habilidades de comunicación interpersonal con tu equipo de trabajo, tu familia o tus amigos, te invitamos a echar un vistazo a nuestros cursos online sobre habilidades blandas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio